Entrevista Diario La República

Raffo: «Revisaremos muy bien los números apenas entremos a la Intendencia»

La candidata de la coalición multicolor entiende que en la próxima elección estarán en juego «dos modelos» y agregó que luego de más de tres décadas de gobiernos del FA «los problemas de Montevideo no se solucionaron».

La economista Laura Raffo, candidata a la IM por la coalición multicolor, explicó el alcance de «Montevideo se Reactiva», uno de los pilares de su programa que ya presentó y con el que piensa recuperar miles de puestos de trabajo en la capital si gana la elección el próximo 27 de setiembre.

A menos de tres meses de los comicios departamentales y municipales, Raffo confía en que pueda dar vuelta el tablero y ser la próxima jefa comunal, tras treinta años del FA. Anunció que auditará el último quinquenio de gestión frenteamplista y aseguró que mantendrán una línea de austeridad.

Solo se gastará en donde se deba hacerlo porque es el «deber» de un jefe comunal administrar «bien» los recursos, afirmó, en entrevista con LA REPÚBLICA.

Trabajó en el sector privado como empresaria, asesora, docente, también fue periodista. ¿Por qué decidió dar este paso y meterse de lleno en la política?

Básicamente, porque me entusiasmó mucho. Vi que era un momento en que estaban cambiando cosas en el Uruguay, después de 15 años de gobierno del Frente Amplio, los uruguayos habían decidido votar por un cambio, por una alternancia en el poder.

Me entusiasmaba mucho la posibilidad de hacer las cosas de manera diferente. Y viniendo de una familia política y sabiendo que la política tiene sus aspectos que te hacen quedar muy expuesta, pero también tiene una parte muy linda, que es estar en contacto con la gente y tratar de solucionarle los problemas de todos los días, fue que decidí lanzarme.

Pero en el momento en que decidí dedicarme a la política, se produjo un clic enorme, a partir del cual ya es como que dejás de tener vida privada. Porque cuando salís a la calle muchas personas se te acercan a contarte sus problemas. Problemas que tienen con la iluminación, con el transporte, con los residuos, con el empleo, con lo que pasa en su barrio. Y esa es la parte linda de la política.

¿Fue el llamado del presidente lo que le hizo hacer ese clic?

En realidad, mi charla con el presidente fue lo que me terminó de cerrar el convencimiento. Pero el clic lo empecé a hacer antes.

Usted hablaba de un cambio en la sociedad, ¿a qué se refiere concretamente?, más allá de que, obviamente, se ha producido un cambio de gobierno.

Lo que yo creo es que la sociedad está siendo un poco más crítica. En Uruguay, gobernó a nivel nacional la izquierda durante 15 años y cuando se estaba por producir un cambio de gobierno, la izquierda tiró algunos cucos. Por ejemplo, que se iban a acabar las políticas sociales.

O que volvía el neoliberalismo. Y sin embargo la gente se ha dado cuenta, después de cuatro meses de que acaba de asumir el gobierno de coalición, que no solo esos cucos no se cumplieron, sino que hay un trabajo social muy fuerte.

Hoy el Mides ha atendido a más de 800.000 uruguayos que están recibiendo algún tipo de apoyo. Se descubrió que bastiones que parecían ser de la izquierda, no eran tales. En las auditorías del Mides se descubrió que había una mala gestión del desarrollo social.

Entonces… a veces puede haber muy buenas intenciones, pero la capacidad de gestionar y de llevar adelante planes y ejecutar ideas para lograr objetivos no tiene ideología. Entonces creo que está existiendo ese cambio en la sociedad uruguaya.

De mirar las cosas y de dar una oportunidad a otros para que hagan las cosas bien. Yo eso es lo que estoy pidiendo, por lo menos desde mi lado. Digo bueno, dennos la oportunidad. El Frente Amplio gobierna hace 30 años en Montevideo, dennos la oportunidad de hacerlo de manera diferente, creo que se puede hacer mejor.

¿Cuál es su opinión acerca de lo que han sido estos 30 años de gobiernos frenteamplistas?

Yo creo que hay grandes debes. No porque no se hayan hecho cosas, porque sería necio decir que en 30 años algunas cosas obviamente se habrán hecho y bien. Pero qué sucede, no hay un plan estratégico y una continuidad.

No puede ser que cada 5 años, cada campaña electoral por la Intendencia de Montevideo haga hincapié en las mismas cosas. Queremos Montevideo más limpia, queremos mejorar el sistema de transporte, queremos mejores conexiones metropolitanas, queremos… Bueno, queremos, pero hubo 30 años de plazo para hacerlo.

Entonces si en 30 años no se pudo hacer, por qué ahora el ciudadano debería creer que sí se va a poder hacer, con la misma fuerza política. Obviamente, la fuerza política que gobernó durante 30 años no logró concretar esas mejoras.

Yo me planto desde el lugar de por qué tenemos que creer promesas de quienes no las cumplieron los últimos 30 años. Prefiero promover una visión diferente, un plan de gobierno concreto, que lo estamos presentando en etapas. Y que la gente diga bueno, sí, ellos me pueden solucionar mis problemas.

Y así nos estamos plantando en la campaña, con ideas concretas, con propuestas serias, sin ideología de por medio y donde decimos: queremos ayudar a los que habitan en Montevideo de una manera diferente y administrando mucho mejor, porque hay que administrar bien.

¿Y usted se compromete a que no haya basura, mejorar el sistema de transporte público, a que baje el precio del boleto, por ejemplo?

Eso, a que baje el precio del boleto, creo que no se va a comprometer ningún candidato, sí a que sigan existiendo los subsidios para que los montevideanos puedan viajar dentro de la ciudad.

Pero más allá del precio, en todo caso a lo que hay que comprometerse es a que el sistema de transporte beneficie a todos los ciudadanos. Porque hoy es increíble, pero en los últimos 40 años no se han cambiado los recorridos de los ómnibus en Montevideo.

Es algo increíble, ¿por qué?, porque Montevideo todos sabemos que se ha expandido de manera muy diferente, ha tendido a ir hacia el Este, han surgido nuevos barrios, han surgido asentamientos. Y no puede ser que se los atienda con el mismo sistema de recorridos. Más allá del transporte, de los residuos, yo a lo que me comprometo es a administrar de mejor manera, y a tratar de solucionar los problemas cotidianos.

No solo se trata de basura, de iluminación, de veredas, de transporte, que obviamente son temas importantes, sino que se trata de mirar a la ciudad en su conjunto. Nosotros en el primer capítulo que acabamos de presentar de nuestro plan de gobierno hablamos de la reactivación.

«Montevideo se reactiva», de cómo generar empleo, a través de tres pilares, uno es apoyar a los comercios de barrio con una exoneración de tasas, habilitaciones e impuestos que pagan estos comercios, durante un año. El segundo pilar es la creación de ‘Montevideo emprende’, una red de apoyo para microemprendedores; estamos hablando de la costurera que hace tapabocas, del que hace viandas en su casa, de la señora que cocina tortas y las vende por el barrio o hace para los cumpleaños.

Esa red de apoyo a microemprendedores y que lleguen más proyectos de inversión a Montevideo, generando más empleo. Cuando presentamos este capítulo, que está muy trabajado, hay un documento de varias páginas que se puede bajar, está todo justificado y medido, desde el Frente Amplio se nos contestó, esas no son tareas de la Intendencia.

Entonces hay una gran falta de visión de parte del Frente Amplio, respecto a cómo la Intendencia puede ayudar a los ciudadanos de Montevideo. Cómo la Intendencia no va a poder ayudar a generar empleo… Los comercios de barrio en Montevideo generan 350.000 puestos de trabajo, los micro y pequeños comercios.

En una entrevista Daniel Martínez decía: los impuestos que cobra la Intendencia no le mueven la aguja al comercio de barrio. Yo me junté con todos los comerciantes, de Paso Molino, de La Unión, de 18, de Ciudad Vieja, cuando ellos relatan el periplo que viven, no solo de los trámites que tienen que hacer en la Intendencia, sino de todas las tasas y habilitaciones que tienen que pagar.

Si quieren poner una mesa con sillas en la vereda, si quieren poner un simple cartel para anunciar que su pequeño negocio existe, que capaz que emplea a 6 personas. Porque en promedio las micro y pequeñas empresas emplean hasta 6 personas. Cada una hace una instalación eléctrica, tiene que venir el servicio de inspección de instalaciones eléctricas y mecánicas, y por todo eso pagan, pagan, pagan, pagan.

Por supuesto que les mueve la aguja. Por eso nosotros decimos: vamos a exonerar por un año de todas esas tasas y habilitaciones, para que ese comercio de barrio que durante el Covid tuvo que bajar persiana y que ahora la está levantando y de a poco volviendo a trabajar, pueda recuperarse y pueda generar empleo para los vecinos del barrio.

Entonces, en resumen, nosotros vemos una gran falta de visión, respecto a cómo la Intendencia puede ayudar a mejorar la calidad de vida de quienes habitan en Montevideo.

Lanzó primero «Montevideo se reactiva». ¿Cuáles serán los pasos siguientes?

Otro capítulo que viene ahora, es Montevideo olvidado. Nosotros identificamos que claramente hay zonas de Montevideo que han sido olvidadas por el gobierno frenteamplista en estos últimos 30 años. Nos estamos refiriendo a zonas donde proliferan los asentamientos, donde las condiciones de vida de las personas no son lo que deberían ser, donde hay un alto nivel de necesidades básicas insatisfechas.

Y por necesidades básicas nos estamos refiriendo a cosas que mide el Instituto Nacional de Estadísticas. Que un hogar pueda tener calefacción, que pueda tener agua caliente en el baño, que pueda tener un lugar dónde refrigerar alimentos.

No estamos hablando de elementos de confort, e impresionantes, sino básicos. Que no se te pudra la comida, que te puedas dar una ducha de agua caliente y que si es invierno puedas prender una estufa. Entonces, hay grandes áreas de Montevideo donde más del 40% de la población sufre de al menos una necesidad básica insatisfecha.

En esas áreas, hay 330 asentamientos en Montevideo, 37.000 viviendas. Y ese problema no ha logrado ser resuelto por los gobiernos del Frente Amplio. ¿Qué le compete a la Intendencia? Le compete que esa gente le llegue la iluminación, esa gente tenga calles y tenga veredas, que se haga una correcta recolección de residuos, porque muchas veces en los asentamientos hay basurales y microbasurales.

Que las personas puedan acceder a un servicio de transporte que llegue hasta el barrio, que no tengan que caminar cuadras y cuadras. Vamos a proponer en Montevideo olvidado distintos pilares de apoyo, que no los puedo adelantar todos, porque los vamos a presentar, para el «Montevideo olvidado».

Eso es algo que a mí y a mi equipo nos desvela muchísimo; poder dar una solución desde la Intendencia para eso. Y después vienen otros pilares, «Montevideo más ágil», que tiene que ver con la movilidad, ‘Montevideo te invita’, que tiene que ver con la cultura. «Montevideo más limpia», que tiene que ver con la gestión integral de residuos, agenda joven y varios pilares más.

¿Cómo se elabora este programa, teniendo en cuenta que hay una coalición detrás?

Estuvo muy bueno el proceso, porque cuando yo asumí este desafío, y una de las cosas que a mí más me convenció, fue que había un compromiso de los 5 partidos, que dijeron, mirá, nosotros nos encolumnamos atrás de esta candidatura. Y la verdad es que yo los veo con una unidad de acción increíble.

Hablando de números, ¿cuánto significan estas exoneraciones que propone con ‘Montevideo se Reactiva’?

Primero, que vamos a tener que revisar muy bien los números de la Intendencia apenas entremos…

¿Va a ordenar una auditoría?

Va a haber auditorías, por supuesto, porque todo trabajo serio cuando vos tomás, ya sea un gobierno, o ya sea una empresa, y tenés que gestionar y administrar recursos públicos, es muy importante auditar, para empezar fojas cero, empezar ordenado. Bueno hasta acá llegó una administración, así dejó las cosas, a partir de ahora, esta es nuestra responsabilidad.

Es muy importante auditarlo, sin lugar a dudas. El gobierno del Frente Amplio presenta en estos días la rendición de cuentas 2019. El intendente Di Candia ya hace como dos meses que viene anunciando que le dio déficit, pero todavía no ha presentado los números, los va a presentar en la Junta Departamental.

Lo que nos tenemos que comprometer nosotros es a agarrar los números cuando lleguemos a la Intendencia, hacer esa auditoría, y además hacer una buena gestión. ¿A qué me refiero con esto?, yo he encontrado grandes inconsistencias y todavía no hemos entrado. Por ejemplo, los bancos de la Plaza Zabala, que se generó todo un debate, porque los bancos no eran lindos, porque los bancos se usaban, no se usaban.

Al final se invirtió medio millón de dólares en bancos que luego se relevó que no eran usados, y se terminaron levantando. Es decir, el costo de inversión, más el costo de levantarlos, más el tiempo que perdiste, más medio millón de dólares que se podrían haber dedicado a otra cosa.

Por ejemplo, en el 2018 medio millón de dólares se llevó el programa de políticas sociales de adultos mayores en Intendencia. Lo mismo que a los adultos mayores lo invertiste en unos bancos que los tuviste que sacar. Entonces, hay una gran inconsistencia.

Entonces ¿qué va a requerir de nosotros?; revisar esos números a fondo y que no haya más esas inconsistencias. Hay que administrar bien, es dinero de los ciudadanos. La gente paga impuestos y ese es el dinero que la Intendencia tiene para hacer las cosas. Es una tomadura de pelo que se malgaste.

El FA gobierna Montevideo desde 1990. Si gana la intendencia, ¿a partir de cuándo entiende que habría que auditar?

Creo que hay que ir el último quinquenio hacia atrás. Para ser prácticos en general se entra, se audita el año anterior y a partir de ahí se hace borrón y cuenta nueva. Después se pueden hacer auditorías que te lleven más tiempo, que lo puedas ir haciendo los siguientes meses. Lo importante es cuando se entra, bueno a ver, qué me están entregando y cómo me lo están entregando.

Por último, las encuestas la dan muy por debajo del Frente Amplio. A poco menos de tres meses, ¿cree que se puede revertir esa situación?

Las encuestas por ahora marcan que si subimos 10 puntos, ya empatamos al Frente Amplio. Porque nosotros se los comemos a ellos y ellos bajan. Yo creo que 10 puntos en 3 meses, no es estar muy por debajo. Es estar empezando la carrera con mucho empuje, y con una clara unidad de acción atrás.

Con un programa firme, con 5 partidos alineados, del otro lado veo 3 candidatos peleados entre ellos, con visiones ideológicas distintas y que no acuerdan un programa. Es decir, que tenemos muchísimas chances de llegar a 18 y Ejido… Creo que vamos a llegar y por ahora es lo que me planteo, estar ahí, el 27 de setiembre festejaremos y asumiremos en noviembre.

«Adeom era el palo en la rueda; tiene que ser parte de la solución»

Si gana, ¿cómo será su relación con Adeom?

He tenido un buen diálogo con Adeom, nos reunimos con la Mesa Directiva y en más de una oportunidad he hablado con Valeria Ripoll, sobre todo consultándoles temas de la Intendencia, temas de los distintos departamentos. Yo creo que el Frente Amplio ha fracasado en su relación con Adeom; es notorio.

Ha estado lleno de conflictos de gobiernos del Frente con Adeom. Es decir, es una relación que ha fracasado. De hecho, hasta el propio exintendente Martínez al referirse a Adeom se refiere como que ha sido un divorcio, que en un divorcio hay ambas partes, que discutirá con Adeom.

Ya la terminología que utiliza para referirse al gremio te está hablando de una relación que viene muy resquebrajada. Yo creo que hay que recomponer… Y nosotros, viniendo totalmente frescos, lo que pretendemos es tener una buena relación con el gremio.

El gremio defenderá los intereses de los funcionarios y el gobierno de Montevideo tiene que defender los intereses, no solo de sus funcionarios, sino de todos quienes habitan en Montevideo, para poder proveerles los servicios. ¿Qué proponemos? Nosotros proponemos que los funcionarios que están en contacto con los servicios que brinda todos los días la Intendencia de Montevideo tengan la posibilidad de proponer ideas.

Por ejemplo, quien maneja un camión recolector de residuos, que va a un determinado barrio y es quien identifica qué contendedores se vandalizan, cada cuánto hay que pasar, si están desbordados de basura o no, que ese funcionario tenga un canal directo, que hoy no existe, de comunicación mediante el cual pueda sugerir cómo hacerlo mejor.

Mirá, acá habría que pasar más veces, che, acá los contenedores en tal lado se vandalizan. Eso no lo tiene el gremio hoy, no sugiere ideas, entonces no lo hacen sentirse parte de la solución. Durante años lo hicieron sentirse parte del problema y el relato que construyeron es que Adeom era el palo en la rueda.

Y no, Adeom tiene que ser parte de la solución y yo creo que podemos construir esa relación, o por lo menos es la que estoy empezando a construir.

¿Y con el Frente Amplio?

Si ganamos, el Frente Amplio va a estar representado en la Junta Departamental, que es el órgano legislativo.

Y me parece que es un órgano muy importante, porque ejerce de contralor, hay que rendir cuentas, hay que mostrar que las cosas se están haciendo bien y no hay que ocultarse atrás de las mayorías parlamentarias, como ha pasado últimamente con la Junta Departamental, que muchas veces se hacen pedidos de informes, y los informes no vienen, y hay chicanas políticas de por medio.

Yo creo que hay que tener una buena relación con el legislativo. El intendente que gana tiene mayoría, eso sirve obviamente para aprobar los proyectos en los que se cree que se tiene que avanzar, pero tampoco tiene que ser un escudo para no rendir cuentas.

«Acá están en juego dos modelos de hacer las cosas»

Martínez declinó debatir públicamente con usted. Usted, ¿estaría dispuesta a debatir con Cosse o con Villar?

Yo quiero debatir con el Frente Amplio, por qué, porque creo que acá están en juego dos modelos diferentes de hacer las cosas.

Un modelo es: hace 30 años gobiernan, los problemas no se solucionaron. Nuestro modelo es: venimos con una visión fresca, diferente, profesional y queremos que nos den la oportunidad. Hay que debatir modelo contra modelo.

Por qué lo propusimos en Martínez, porque era el que iba liderando en intención de voto, dentro del Frente Amplio; consideramos entonces que había que debatir con Martínez. Martínez no quiere debatir, ya lo descartó, mediante enormes contradicciones, porque primero hace menos de un año atrás decía que fortalecía la democracia, ahora dice que no fortalece la democracia.

Pero bueno, allá tendrá sus motivos él de no debatir. No tengo ningún problema en debatir con otra representante del Frente Amplio, pero que ese representante debata representando a un lema completo y a la propuesta de gobierno completa.

Hoy lo que propone Cosse, ¿es lo que va a proponer el Frente Amplio en su conjunto?, lo que propone Villar, ¿es lo que va a proponer el Frente Amplio en su conjunto? No está claro. Cuando eso esté claro, cuando ellos presenten su programa de gobierno, si quieren que designen quién puede debatir, por supuesto que con muchísimo gusto vamos a debatir.

Fuente